protect - lucha contra la explotación sexual infantil

Proyecto Protect

Proyecto Protect

Pok Veashna no es un nombre

16 de octubre 2012

Las ong a menudo hablamos de ‘atención y asistencia social’, ‘seguimiento’ o ‘reinserción’ de las víctimas de explotación sexual. Pero detrás de estas palabras hay personas concretas, con nombres y apellidos. Hoy os explicaremos una.

Pok Veashna es el nombre ficticio de un niño de 15 años, residente en uno de los distritos periféricos de Phnom Penh, la capital de Camboya. Desde 2007 y durante casi 5 años, Pok sufrió agresiones sexuales por parte de un ciudadano francés de 41 años. El pederasta, como parte de las técnicas de reclutamiento para el abuso –el llamado grooming- llegó a costearle la matrícula de la escuela y a pagarle los libros.

Pero Pok decidió cambiar su situación, y fue entonces cuando su madre pidió ayuda a Proyecto Protect. Al cabo de unos meses, la investigación del proyecto y el testimonio de Pok consiguieron la detención del sospechoso, este mismo año, por parte de la Unidad de Protección de Menores y de lucha contra el Tráfico de Personas de la policía.

El niño estaba preocupado por su salud, por lo que, además de prepararle para el proceso legal que se inició entonces, se le realizó una revisión médica para detectar si había contraído enfermedades durante la relación.

Pero el mayor temor de Pok Veashna era la reacción de su propia comunidad, el miedo a ser reconocido y a experimentar rechazo social, por lo que pasó varias semanas en un refugio temporal en la provincia de Kandal.

Ya antes de la detención del agresor, el trabajador social del proyecto que llevaba este caso le aconsejó y le orientó en múltiples ocasiones para ayudarle a revelarse contra los abusos. Después, este trabajo ha continuado con acompañamiento psicológico, para ayudarle a ser capaz de hablar sobre lo que le ha sucedido. Esta preparación es crucial para a enfrentarse a lo que, con toda probabilidad, sucederá durante el juicio a su agresor, cuando tendrá que relatar como víctima las circunstancias de los abusos. La asistente social le visita cada quince días en sesiones de entre 60 y 90 minutos.

Pok y su familia han aprendido durante este tiempo algo tan evidente para otros como que existen los derechos de los niños y que, como víctima también de explotación sexual, están en su derecho de pedir que alguien responda por el daño que el niño ha sufrido. Los abogados de Protect que llevan su caso prepararon con el testimonio que prestó ante el juez y le representaron en todas las fases del procedimiento.

También, por parte del hogar en el que está acogido, Pok está recibiendo apoyo semanal para enfrentarse al estrés del trauma que ha vivido. Desde su entrada en este refugio, ha manifestado graves problemas de insomnio y está medicado.

La trabajadora social se ha puesto en contacto con varias ong que llevan a cabo proyectos de desarrollo en el área urbana de Camboya para mejorar la situación económica de la familia de Pok. Entidades como World Vision y My Son’s Project les han ayudado a poner en marcha un pequeño proyecto para cultivar hortalizas, para los que se excavó y acondicionó un pozo y los suministros de agua para el riego, y se les concedió un préstamo inicial.

Con el acompañamiento legal y social a Pok y a su familia, se les ha facilitado el acceso a sus derechos y se espera que puedan mejorar su situación social y económica para colocarles fuera de la dependencia y la indefensión que muchos explotadores sexuales aprovechan para agredir a la infancia.

1 COMENTARIO

[...] es un nombre ficticio, como Pok Veashna, pero sus historias son las vividas por niños reales. Unos extranjeros les contactaron, se [...]

Protect » Ojalá fuera una ficción // 27 noviembre 2012, 9:50h

DEJA UN COMENTARIO

Por favor, rellena todos los campos.

Quiero proteger

Envía AYUDA INFANCIA al 28099

Categorías

Archivo

TAMBIEN SON PROTECTORES
RSS copyright 2011 Global HumanitariaAviso Legal