protect - lucha contra la explotación sexual infantil

Proyecto Protect

Proyecto Protect

Lo importante y lo decisivo para proteger

11 de septiembre 2012

Por Seila Samleang, responsable del Proyecto Protect en Camboya

La persistencia en Camboya de la explotación sexual infantil tiene que ver con muchas causas. Por un lado, porque continúan viajando a Camboya viajeros sexuales que delinquen con niños. Por otro, la pobreza de la población, la escasez de los recursos para abordar este problema y la corrupción política y judicial, que a menudo se impone a los esfuerzos que se están realizando para perseguir a los que cometen estos delitos.

En comparación con otros países de la región, a los ojos de los delincuentes sexuales, Camboya sigue siendo el país más pobre en el que todo está en venta, y esta percepción hace de Camboya un destino en el que resulta fácil tener sexo con niños.

Aunque existe, el sistema de gestión y control de los delincuentes sexuales por parte de sus países de origen continúa siendo débil, lo que permite que incluso aquellas personas condenadas por pederastia en sus países de origen puedan viajar libremente a países en desarrollo como Camboya para acosar a más niños.

Existen leyes suficientes en Camboya para proteger a los niños contra el abuso sexual, pero la falta de recursos es, una vez más, la que limita su aplicación. Existen, además, dos problemas adicionales en este ámbito: algunos funcionarios del gobierno tienen poca predisposición a investigar y juzgar este tipo de delitos. Más grave, pero también real, es el caso de aquellos agentes que están directa o indirectamente implicados en las actividades de las redes de trata de personas.

La partida decisiva en la lucha contra la explotación sexual infantil sin embargo se juega en las convicciones, en las ideas y en el ámbito de la responsabilidad de cada cual.

Las personas, en tanto que adultos, tienen y tenemos la obligación de proteger a los niños en todo lo que podamos. Los funcionarios públicos del gobierno son responsables de la aplicación de las leyes para garantizar el orden, la seguridad, la seguridad y la dignidad de las personas y específicamente para llevar ante la justicia a quienes violan los derechos de los niños por abusar sexualmente de ellos y ellas. El gobierno en su conjunto tiene que tomar todas las medidas legislativas para proteger los derechos del niño de acuerdo a la Convención de los Derechos de la Infancia.

Por último, somos todos, como sociedad, los que tenemos la obligación constitucional y moral de proteger a los niños de cualquier daño.

Desde 2003, Proyecto Protect hemos rescatado a cerca de 430 víctimas de abuso sexual y explotación laboral. El equipo jurídico ha asistido y representado cerca de 500 víctimas en los tribunales, mientras que el equipo social ha proporcionado apoyo psicológico y de rehabilitación a 473 víctimas. Todavía más importante, en los últimos años hemos incrementado las labores de sensibilización. Cerca de 3.500 niños y niñas vulnerables tienen ahora más información sobre qué es el abuso sexual y cómo evitarlo.

La fotografía es de tgraham en Flickr

TODAVÍA NO HAY COMENTARIOS. ¡SÉ EL PRIMERO!';

DEJA UN COMENTARIO

Por favor, rellena todos los campos.

Quiero proteger

Envía AYUDA INFANCIA al 28099

Categorías

Archivo

TAMBIEN SON PROTECTORES
RSS copyright 2011 Global HumanitariaAviso Legal