protect - lucha contra la explotación sexual infantil

Proyecto Protect

Proyecto Protect

De la precariedad a la recuperación

3 de julio 2012

Por Seila Samleang, responsable del Proyecto Protect en Camboya

 

La trata de personas y otras formas de violencia de género, como la explotación sexual comercial, la explotación sexual con base en las calles, el turismo sexual y el abuso sexual, se encuentran entre las amenazas más graves a las que se ha enfrentado la infancia de Camboya durante las dos últimas décadas.

La pobreza, la falta de educación, la inocencia de la juventud y otras formas de la vulnerabilidad humana, así como la amplia brecha socioeconómica entre las zonas urbanas y rurales se encuentran en el origen de esta situación de precariedad de la infancia de nuestro país.

Los camboyanos, y en particular las mujeres y los niños, se encuentran en riesgo permanente de ser objeto de trata, explotación sexual, y maltrato psicológico y físico en el trabajo y en sus hogares.

En algunos casos, la trata fluye hacia los países vecinos. En otros, las circunstancias les obligan a emigrar hacia las ciudades o deben salir al exterior en busca de oportunidades de empleo, y terminan sumergidos en una vida de explotación, en las que las condiciones de trabajo incluyen el abuso físico, psicológico y sexual, la esclavitud, el consumo forzado de drogas, la explotación económica y las deudas por servidumbre.

Niños como entidades económicas

En nuestro país, a los niños que viven en entornos precarios se les considera como entidades económicas a las que se puede alquilar, si no vender, y a los que se presiona para que abandonen sus hogares para mendigar o vender flores tanto en las zonas urbanas y turísticas como en las zonas fronterizas de Tailandia y Vietnam.

En estas circunstancias, los niños se ven obligados a abandonar la escuela para convertirse  en mano de obra barata en el servicio doméstico o en trabajos peligrosos, tales como la pesca, la fabricación de ladrillos, los trabajos en las salinas, en canteras de granito, minas u otras industrias.
Las mujeres son reclutadas para el matrimonio internacional, y como resultado muchas de ellas acaban sufriendo la explotación y el abuso de sus maridos y sus familias. Los hombres adultos que cruzan la frontera ilegalmente suelen trabajar en la construcción y la industria pesquera y tampoco en estos trabajos se libran del maltrato. De vez en cuando se conocen casos de hombres obligados a consumir drogas y, cuando se han convertido en adictos, y una vez adictos se han convertido en “objeto de dumping” en la frontera cuando ya no son capaces de trabajar bien.

Recuperación social

Cuando un niño se convierte en víctima de la trata de personas o es víctima de abusos o explotación sexual, toda su vida se descarrila. Las experiencias degradantes son demoledoras con su autoestima y afectan a su capacidad para tener esperanzas, aspiraciones o incluso a la ilusión por vivir. A nivel social, el abuso y la trata corroen las relaciones familiares, la vida comunitaria y la integridad de la sociedad.

El trabajo social para la recuperación de las víctimas de trata y explotación sexual tiene muchas caras y muchas fases distintas, que empiezan en el rescate y acaban en la reinserción social.

Las necesidades inmediatas de este proceso son la seguridad, el refugio, la ropa, la atención médica y la recuperación de una buena alimentación. En una segunda fase, pero casi en paralelo, se inicia el diálogo y la comunicación con el niño o la niña explotados, para brindarle asistencia psicológica y apoyo socio emocional, también para prepararle y apoyarle en los procesos judiciales que se inician contra sus agresores.

Finalmente, mediante la educación, el niño/a puede estabilizar su situación y decidir, con relativa libertad, cuáles son sus opciones de futuro, también con una sostenibilidad económica.

Todas estas necesidades deben ser satisfechas por lo menos a un nivel mínimo aceptable para ayudar a intervenciones sociales que se consideren exitosas y efectivas.

TODAVÍA NO HAY COMENTARIOS. ¡SÉ EL PRIMERO!';

DEJA UN COMENTARIO

Por favor, rellena todos los campos.

Quiero proteger

Envía AYUDA INFANCIA al 28099

Categorías

Archivo

TAMBIEN SON PROTECTORES
RSS copyright 2011 Global HumanitariaAviso Legal