protect - lucha contra la explotación sexual infantil

Proyecto Protect

Proyecto Protect

La Constitución

7 de diciembre 2011

Como muchos de vosotros ya sabéis, Proyecto Protect inició su andadura en 2003 en Camboya, uno de los países más pobres de Asia. Aunque desde los años 90 existen en el país asiático organizaciones implicadas en la lucha contra la prostitución y en la denuncia de los abusos a menores cometidos en el ámbito familiar.

Esta semana, en España, hemos celebrado la Constitución.
Tener la Constitución nos convierte en un Estado Social y Democrático de Derecho que nos garantza la libertad individual. También implica que los poderes públicos permitan la igualdad y la libertad, además que han de intervenir activamente para promover dichos valores y remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud.

Proyecto Protect lucha también en los países donde actúa para conseguir estos derechos y hacer que se cumplan.

Concretamente en el caso de Camboya tienen suficientes leyes para combatir la explotación sexual infantil. Sólo falta la voluntad de algunas personas para enfrentar el problema como es debido y hacer cumplir la ley”. Keo Sakhon, juez del Tribunal Municipal de Phnom Penh.

La Constitución camboyana (art. 48) dice: “El Estado protegerá los derechos de la infancia, particularmente el derecho a la vida, la educación, la protección en tiempos de guerra, y de explotación económica o sexual”.

Camboya tiene tipificado desde el 2008 el delito de Explotación Sexual Infantil de forma expresa en la nueva Ley de Supresión de Tráfico Humano y Explotación Sexual que deroga la anterior Ley de Supresión del Secuestro, del Tráfico Humano / Venta de Seres Humanos y Explotación Sexual del 2001, y cualquier norma anterior que la contradiga.

La nueva Ley se adecua por primera vez a la Normativa Internacional, especialmente a las recomendaciones de Naciones Unidas. Bajo la expresión “cualquier forma de explotación” la ley incluye la explotación sexual infantil, el proxenetismo, la pornografía, el tráfico humano y el comercio sexual con menores de 18 años. Para estos delitos se estipulan penas comprendidas entre 15 y 20 años de prisión. En los supuestos de reincidencia se aplicará la pena máxima del delito. Se establece la misma penalidad para la tentativa de delito, para los cómplices y para los traficantes. Asimismo, se regula el nuevo tipo penal de consumo de prostitución infantil con penas de entre 7 y 15 años, y, por primera vez, la posesión de material pornográfico (“todo aquel material visual, ya sea en fotografía, videocasete o en cualquier otro tipo de formato electrónico en el que se represente desnudo el cuerpo de un menor que excite o estimule deseo sexual”) está penado hasta con 5 años de prisión. Sin embargo, su artículo 34 genera ambigüedad legislativa, ya que cita las “relaciones sexuales o cualquier otro tipo de conducta sexual” sin definir con detalle el segundo concepto. Según el mismo artículo, “cualquier conducta sexual con menores” está también penada (entre 2 y 5 años de prisión si la víctima tiene entre 15 y 18 años; y entre 7 y 5 años de prisión si la víctima es menor de 15 años).

En cuanto al ámbito internacional, Camboya tiene firmados y ratificados, desde el año 1992, la Convención de Derechos del Niño de 1989; el Convenio número 182 (“sobre la prohibición de las peores formas de trabajo infantil y la acción inmediata para su eliminación”) de la Organización Internacional de Trabajo (OIT) desde el año 2006; y, desde el 2002, una de las normas más importantes en este ámbito, el Protocolo Facultativo de la Convención de Derechos del Niño de la ONU relativo a la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía del año 2000.

Con vuestra ayuda, podemos conseguir que este marco legal llegue a todos a todos los niños y niñas de Camboya.

TODAVÍA NO HAY COMENTARIOS. ¡SÉ EL PRIMERO!';

DEJA UN COMENTARIO

Por favor, rellena todos los campos.

Quiero proteger

Envía AYUDA INFANCIA al 28099

Categorías

Archivo

TAMBIEN SON PROTECTORES
RSS copyright 2011 Global HumanitariaAviso Legal